jueves, 31 de diciembre de 2015

Como si cumplir nuestros propósitos este 2017

Para  cada cierre de año.  Es común hacer nuestra lista de propósitos. 

Escribiendo listas enteras de lo que deseamos lograr para el año venidero.

Es importante que analicemos y reflexionemos en lo que está ahí plasmado.

¿Porque no he cumplido mis propósitos en años anteriores?  Simplemente porque no era un propósito, era un deseo, un interés,  una idea, un pensamiento que llego a mi y creí que era mío y yo lo necesitaba realmente.

Para que algo sea llamado propósito debe venir desde el corazón, desde lo que verdaderamente somos.  Un propósito es un objetivo el cual tenemos la intención de cumplir.

Es importante mencionar que la palabra intención es pura. Una intención no puede ser buena o mala.  Es la energía del universo. Al tener una intención es una orden a cumplirse.

Más como reconoceremos que tenemos intenciones en la vida y por lo tanto propósitos?

Al confiar en nosotros mismos.  Estamos alineados con la información del origen. Y nos inspira hacer cosas. Es la intuición la que nos impulsa y nos brinda la información que nos corresponde a cada uno para cumplir la misión personal que es parte de la misión universal o de la humanidad.

Por tanto. Nuestros  propósitos  no sólo ya no son personales. Son universales.
Al plantearnos objetivos personales estamos limitándonos y limitando la evolución.

Te invito a sentir lo que el universo necesita de ti para este año que inicia, tal vez no sea lo que tu mente cree que es (como tener mucho dinero, alcanzar el peso ideal, tener pareja o tener salud), tal vez solo necesita que CONFIES EN TI, que disfrutes lo que te gusta hacer y con lo que además te sientes tan bien. Porque es a través de esta actividad como estarás siempre conectado al ORIGEN, por lo tanto serás siempre ORIGINAL, entregarás lo mejor de ti, que es lo que el mundo necesita y solo tu, si solo tu lo puede entregar.

Que sea un feliz inicio de ciclo y que mantengamos siempre la conexión con el universo, y saber interpretar su lenguaje, que es el mismo lenguaje que el corazón. Para siempre vivir en UNIDAD UNIVERSAL.

Con cariño.
Martha Velasco