martes, 2 de agosto de 2011

Confianza


Confianza
Cuando creencia y duda, han desaparecido,
ocurre algo que es confianza.
Cuando todo es vacío, la confianza florece;
el vacío se convierte en el verdadero florecimiento
de la confianza. No hay nadie para creer,
nadie en quien creer; todas las dualidades han caído.
¿Qué puedes hacer entonces?
No puedes dudar, no puedes creer;
simplemente confías y fluyes con la corriente.
Te mueves con la vida, reposas con la vida.
Si la vida trae nacimiento, confías en el nacimiento;
no te quejas. Si la vida trae muerte,
confías en la muerte;
no dices que eso no está bien.
Si la vida trae flores, de acuerdo;
si la vida trae espinas, de acuerdo.
Si la vida quita, está bien. Eso es confianza.
Dejarlo todo a la vida, lo que sea.
No desear, no hacer demandas.
Confiar significa ir por la vida sin ninguna expectativa,
sin ningún deseo o demanda de tu parte.
No pedir, no quejarse. Aceptando lo que sea que ocurra.
La confianza ocurre con sólo ver que lo opuesto
está implicado en todas las cosas.
Confiar significa entrar en lo desconocido,
sin hacer ninguna demanda.
Osho

8 regalos que no cuestan dinero.


1.- El regalo de Escuchar.
Pero realmente escuchar, sin interrumpir, bostezar, o criticar. Sólo escuchar.
2.- El regalo del Cariño.
Ser generoso con besos, abrazos, palmadas en la espalda y apretones de manos, estas pequeñas acciones demuestra el cariño por tu familia y amigos.
3.- El regalo de la sonrisa.
Llena tu vida de imágenes con sonrisas, dibujos, caricaturas y tu regalo dirá: “me gusta reír contigo”
4.- El regalo de las notas escritas.
Esto puede ser un simple “gracias por ayudarme”, un detalle como estos puede ser recordado de por vida Y TAL VEZ CAMBIARIA LA TRISTEZA POR ALEGRIA.
5.- El regalo de un cumplido.
Un simple y sincero “te ves genial con esa chaqueta”, “has hecho un gran trabajo” o “fue una estupenda comida” puede hacer especial un día.
6.- El regalo del favor.
Todos los días procura hacer un favor.
7.- El regalo de la soledad.
Hay días que no hay nada mejor que estar solo. Sé sensible a aquellos días y da este regalo o solicítalo a los demás.
8.- El regalo de la disposición a la gratitud.
La forma más fácil de hacer sentir bien a la gente es decirle cosas que no son difíciles de decir como “Hola” y “Muchas Gracias”.