lunes, 23 de agosto de 2010

LOS VERDADEROS MILAGROS

Tres personas iban caminando por el bosque. Uno era un sabio con fama de hacer milagros, otro un poderoso terrateniente del lugar y el tercero, que iba detrás de ellos escuchando la conversación, era un joven estudiante, alumno del sabio.
El terrateniente comentó:
-Me han dicho en el pueblo que eres una persona muy poderosa y que eres capaz de hacer milagros.
-Soy una persona vieja y cansada... ¿Cómo crees que yo podría hacer milagros?, respondió el sabio.
-Me han dicho que sanas a los enfermos, haces ver a los ciegos y vuelves cuerdos a los locos. Esos milagros sólo los puede hacer alguien muy poderoso.
-¡Ah! ¿Te refieres a eso?, dijo el sabio.
-Tú mismo lo has dicho, esos milagros sólo los puede hacer alguien muy poderoso, no un viejo como yo. Esos milagros los hace Dios, yo sólo le pido a Él que le conceda un favor al enfermo, o al ciego; todo el que tenga la fe suficiente en Dios puede hacer lo mismo.
-Yo quiero tener la misma fe que tú, para poder realizar los milagros que haces. Muéstrame un milagro para poder creer en tu Dios.
-¿Volvió a salir el sol esta mañana? preguntó el sabio.
-¡Claro que sí!, exclamó el poderoso terrateniente.
-Pues ahí tienes el milagro de la luz.
-No, yo quiero ver un verdadero milagro, haz que se oculte el sol, saca agua de una piedra, sana a un animal herido tocándole con tu mano. Algo así quiero ver.
-¿Quieres un verdadero milagro? ¿No es verdad que tu esposa acaba de dar a luz hace algunos días?".
-Sí, fue un varón y es mi primogénito, respondió el terrateniente.
-Ahí tienes el segundo milagro, el milagro de la vida.
-Sabio, tú no me entiendes, quiero ver un verdadero milagro.
-Fíjate bien, estamos en época de cosecha, ¿No hay trigo dónde hace unos meses sólo había tierra?
-Sí, igual que todos los años.
-Pues ahí tienes el tercer milagro.
-Creo que no me he explicado bien, lo que yo quiero... el sabio le interrumpió.
-Te has explicado bien, pero yo ya he hecho todo lo que podía hacer por ti. Si no encontraste lo que buscabas, lamento desilusionarte, pero no puedo hacer más.
El poderoso terrateniente se retiró muy desilusionado por no haber encontrado lo que buscaba.
Cuando el poderoso terrateniente estaba lejos, el sabio se dirigió a la orilla del camino, tomó a un conejo enfermo y herido, sopló sobre él y sus heridas quedaron curadas; el joven estaba algo desconcertado.
El joven dijo: Maestro, te he visto hacer milagros como éste casi todos los días, ¿Por qué te negaste a mostrarle uno al caballero?, ¿Por qué lo haces ahora que no puede verlo?
-Lo que él buscaba no era un milagro, era un espectáculo. Le mostré tres milagros y no pudo apreciarlos. Para ser maestro, primero hay que ser alumno.
“No puedes pedir grandes milagros si no has aprendido a valorar los pequeños milagros que se te muestran día a día. El día que aprendas a reconocer a Dios en todas las pequeñas cosas que ocurren en tu vida, ese día comprenderás que no necesitas más milagros que los que Dios te da todos los días sin que tú se los hayas pedido”

sábado, 7 de agosto de 2010

MENSAJE DE JESUS


¿Porque te confundes y te agitas ante los problemas de la vida?

Cuando hayas hecho todo lo que este en tus manos para tratar de solucionarlos, déjame el resto a mi.

Si te abandonas en mi, todo se resolverá con tranquilidad según mis designios. No te desesperes, no me dirijas una oración desesperada como si quisieras exigirme el cumplimiento de tus deseos. Cierra los ojos del alma y dime con calma: Jesús yo Confío en Tí.

Evita las preocupaciones y angustias y pensamientos sobre lo que pueda suceder después. No estropees mis planes queriendome imponer tus ideas. Dejame ser Dios y actuar con libertad. Abandonate confiadamente en mí. Reposa en mí y deja en mis manos tu futuro.

Dime frecuentemente: Jesús, yo confío en ti, y no seas como el paciente que le pide al medico que lo cure,pero le sugiere el metodo de hacerlo, ejate llevar en mis brazos divinos. No tengas miedo. YO TE AMO.

Si crees que las cosas empeoran o se complican a pesar de tu oración, sigue confiando. Cierra los ojos del alma y confía.

Continúa diciendome a todas horas: Jesús yo confío en Ti. Necesito las manos libres para poder obrar. No me ates con tus preocupaciones inútiles, satanás quiere eso, agitarte, angustiarte, quitarte la paz. confía solo en MI, abandonate en MI. Así que no te preocupes: hecha en mi todas tus angustias y duerme tranquilamente.

Dime siempre: Jesús yo confío en Ti y verás grandes milagros. Te lo prometo por mi Amor.

jueves, 5 de agosto de 2010

PARA PERCIBIR EL ESPIRITU EN TODAS LAS COSAS


Para poder percibir el Espíritu de todas las cosas, eso que las anima, que les da vida, aun a aquello que creíamos inanimado, y poder contactar este mundo sutil, a tus ángeles y guías... debes conectarte primero con el tuyo propio...

Y tu primera acción será preguntarte ¿Que dice, que quiere mi espíritu?... no, lo que tu personalidad, tu ego quieren... no, sino tu espíritu...
QUE PUEDES HACER?

Admite en primer lugar que es lo que te da la vida...

Describe tu espíritu... reconoce cuales son las cosas que más te gusta hacer, esas, que captan tu atención hasta el punto de absorberte... en que te sientes totalmente capaz? que es aquello que al hacerlo eleva tu alma, te inspira? ¿Que actividades, que elementos de la vida te dan fuerzas, energías haciéndote sentir plena, satisfecha... feliz realmente... en paz realmente con vos misma? que es lo que disfrutas?

RECUERDA QUE ESTAS ALIMENTANDO A TU ESPIRITU CON AQUELLO QUE TE AYUDA A EVOLUCIONARE Esto es, aquello que te hace REALMENTE FELIZ...
Porque EVOLUCIONAR, nada tiene que ve con sufrir, padecer o sacrificar... EVOLUCIONAR es ir HACIA ADELANTE y HACIA ARRIBA... y lo demás, es involucionar...

Cuando te vuelves sensible a las necesidades y gustos de tu propio espíritu, y le brindas atención y cuidados, todo en tu vida comienza a aclararse... has leído cuando he escrito: ver con los ojos del Alma?... eso es alinearte con tu Espíritu... Todo recobra la serenidad y la vida, la ves con nuevos ojos, todo esta claro y todo y todos llegan en el momento preciso, con un propósito y cuando lo cumple, termina de manera suave (al menos para quien esta en Paz)...
Comparto aquí una pequeña GRAN GUIA de elementos cotidianos, podes hacer la prueba... a mí me resulto:

*Presta mucha atención a tu día en especial a los momentos en que estas en paz y a gusto con lo que haces... esos son los momentos en los que ríes, en los que estas relajada, en los que las preocupaciones no te hostigan...

*No te sientas culpable de mimar a tu espíritu con aquellas cosas, momentos, actividades que te conectan con él: los demás no están primero que tu... ese es un concepto mal inculcado, el que nos hace creer que si nos brindamos a nosotros mismos somos egoístas... pues no... Dime... si no nos brindamos primero a nosotros mismos... como les brindaremos algo a los demás???...¿como es AMAR y SENTIR a otros... si no nos AMAMOS y SENTIMOS antes a nosotros mismos?...
*Destina tiempo a esas actividades que te entusiasmen... aunque sea unos minutos para sentir a tu espíritu...

*Puedes cantar, meditar, bailar, arreglar el jardín, escribir, leer, cocinar, rezar, hacer ejercicios, decorar tu casa, limpiar, pasear, caminar descalzo por el césped o la tierra, mirar el cielo, sanar, encender velas, tomar un baño... lo que sea que te haga sentir plenitud, eso es lo que te conecta con tu espíritu... y esa conexión (no la actividad en sí) es lo que lo alimenta!!!

*Dicen que quienes se conectan con el espíritu están "algo locos"... si... puedes ser, o mejor dicho "puede parecer"... porque quien se siente 100% feliz las 24 horas del día, aquí y ahora, libre de tensiones y preocupaciones, plena de alegría y rebosante de vida... puede parecer medio loco en esta vida actual... pero bueno, no es eso, es que te conviertes en una persona que ha aprendido que es más importante en la vida DISFRUTAR, AMAR Y AGRADCER... que cualquier otra cosa... entonces YO HOY ME DECLARO TOTALMENTE LOCA (para el resto...)


Hay un hermoso ejercicio que te ayuda a liberarte de las presiones del ego propio, y del ego de los demás... Solamente necesitas lápiz y papel y unos minutos para comenzar a escribir todo aquello que harías "si no tuvieras miedos"... pero no dejes que tu mente te dicte... medita unos instantes y permite que sea tu espíritu el que escriba... cuya principal virtud es que es TOTAL Y COMPLETAMENTE LIBRE...

CUANDO PERMITAS QUE TU PROPIO ESPIRITU FLUYA A TRAVES TUYO... EL MUNDO COMENZARA A ADQUIRIR UNA NUEVA DIMENSION Y TU VISION SE EXPANDERA HASTA LIMITES INFINITOS DE AMOR Y SABIDURIA...


Esta reflexión la encontre en un blog que no recuerdo pero si recuerdo que lo escribio un ser de luz llamado LAURA EVA. A la cual le agradezco que lo haya subido a la red para poder hacer conciencia de esto. Gracias