miércoles, 25 de septiembre de 2013

Agenda Holística Cómprala hoy!!!!


Informes en Aguascalientes (449) 993-01-03

o via email: holos.marthavelasco@gmail.com







El Amor

   Y estamos aquí, tratando de compartir el Amor, tratando de darle forma buscando su conexión. El Amor, en ocasiones lo sentimos lejos, como si no perteneciera a nosotros, como si no tuviéramos derecho a él, hasta que un día nos damos cuenta que nosotros mismos somos el Amor.

   La voz, el sentimiento, la unidad misma, aparecen tan pronto la inspiración le abre sus puertas al Amor, entrando a nuestro mundo sutil, maravillando con su poder de inteligencia, sintiendo, dando así paso al decreto, paso a paso, sentido a sentido, el Amor a todo, el Amor en todo, la concentración del universo, todo al mismo todo, donde existe y no existe, siempre con la nobleza de entrega, con la conciencia del Ser en acción, siempre con verdad naturalmente siendo solo verdad. El Amor entregando el cetro de la universalidad para con el liberar a todos los cuerpos que a de tomar, los cuerpos donde a de morar, llegando majestuosamente a instalarse en lo puro y dejando al corazón brillar sin nada que lo opaque, pues ha dejado de existir lo que no existe.
   La mora tiene efecto y con ella un renacimiento, el nuevo ser, listo a tratar a la vida como vida, al ser como ser, al hombre como hombre, pues ahora tiene con que tratar, con que cumplir, pues cuenta con todo, como el equipo mismo con el que puede construir y así compartir  para cumplir un propósito…su propósito.

   El Amor ha llegado, se ha instalado y para siempre, como la nieve se hace una con la montaña donde habita y pasa así el tiempo, pues se ha comprendido que lo que existe es   siempre original se viva donde se viva, verdad pura, conciencia del Ser.
   Y todo por el Amor, el que se lleva a los amigos a donde estos moren y los amigos, son todo lo bueno que podamos conocer con una sola interpretación, donde no existe el mal y la visión es solo una....... la que es.
   Así el Amor cumple y deja cumplir, sabe hacer cumplir, pues con poder y nobleza transforma al todo para el todo, siempre viendo al todo como  lo único, viendo al todo como lo sencillo, viendo al todo como lo imaginable y lo inimaginable.
   Así, el Amor crece y nunca muere, porque con su esencia da vida hacia delante, en su paso acrecenta con su acción a la eternidad misma.
   Por eso el Amor llega, porque toca en su paso al que se pone en su camino, a quien lo buscó sin conocer el camino, solo sintiendo el camino, a quien cree en él cómo el mismo. Y así, el Amor inspira a quien deseé compartir su experiencia con todo su Ser. Por eso llega a un lugar nuevo pero conocido, se entrega en unión con quien lo ha descubierto y abierto sus puertas, siempre quedándose el Amor para entregarse, siendo el único que a de morar para guiar todo lo que se permita guiar, el Amor llego con su hueste de virtudes para ser disfrutadas y entregadas también unidas al Ser de quien las porte. El Amor y el Ser, ahora juntos, unidos hoy y siempre, el Amor  llego para quedarse.
                                                          
   Y hemos sido todo esto y más, sin haber identificado un gran número de veces que hemos interpretado al Amor mismo en nosotros, siendo naturales, entregados, compartidos.
   Poner atención en el Amor, buscar al Amor de manera presionada, solo retarda su llegada, debemos disfrutar lo natural, sentirnos la naturaleza misma, y el Amor así se unirá a conciencia con nosotros.

   El Amor ha estado, está y estará con quien deseé compartir

Diego Sámano Charles

martes, 24 de septiembre de 2013

El Silencio

Quien ha descubierto y tratado al Silencio en su interior, ha tratado con el generador de la vida misma
   
La Sabiduría, el Amor, el sentimiento más sutil y poderoso se origina del Silencio. El acogedor abrazo del Silencio transporta al encuentro con la esencia misma y permite comprender el origen de la vida, situándonos en un lugar, sentido pero no reconocido aún, pues el Silencio siempre ha estado, mas cuida el momento de encontrarnos con él para poder distinguir a plenitud su poder.
   El Silencio, muestra de unidad en quien lo vive, en quien lo reconoce como algo cuyo valor no medido va mas allá del principio y del fin, del bien y del mal.
   Despertar el Silencio en nosotros nos da el pertenecer a la actividad cuyo resultado trasciende por su calidad de servicio, pues quien encuentra al Silencio en él, vive con motivación constante y entrega plena de la inspiración constructora que se caracteriza por su fuerza en expresión a través de todo sentido.
   El Silencio propulsor de toda virtud integrador de la energía en nosotros que por su correcta distribución, nos hace coordinar el entorno bajo la presencia de la total sincronía que permite el crecimiento natural en el hombre.
    El Silencio, manantial libertador de sabiduría a nuestro alcance, pues nos lleva a través de su expresión a compartir y a disfrutar su viva afluencia.
¿Cuánto vivimos en Silencio?
    Como seres humanos dispuestos a las condiciones que nos hemos impuesto por voluntad propia, la inspiración toma un lugar donde si antes teníamos su presencia natural hoy en día debido a esa condición de vida tenemos que enfocar la atención en el interior y extraer el sentimiento a conciencia, esto mientras reconocemos la fuerza interior no del todo ausente que hay en nosotros y con ella nuevamente acrecentamos el poder.
   El Silencio se vive naturalmente y no comprendido la mayoría de las veces, y aparece en actividad o en reposo. Bajo actividad se da antes de las decisiones que se toman en la vida diaria, manifestándose en un momento de quietud y sincronía que logramos sentir por lo general, el Silencio aparece propulsando a la inspiración a determinar el paso siguiente (aquí es muy sutil su aparición, la mayoría de las veces no dándote cuenta).
   Y bajo reposo o meditación el Silencio nos da la capacidad para distribuir nuestra energía en los diferentes asuntos de la vida a conciencia y esto quiere decir que todo, todo paso dado esta en sincronía con nuestro crecimiento y lo más importante es que lo generamos vivamente y así podemos dirigir la vida a conciencia de Ser; objetivo a descubrir del ser humano (aquí eres el Silencio mismo en acción).
   Recordemos, antes de toda virtud y toda inspiración esta el Silencio y antes del Silencio esta el Silencio mismo. De ahí su fuerza poderosa, pues de él nació el poder, de él nació la vida y la llevamos dentro.
Características del Silencio.......
  Su característica es Universal, pues es la expresión de la vida a través de sus diferentes formas y también podemos decir que el Silencio define tu expresión, pues le da el carácter de equilibrio a tu forma de ser.
   Hay un pasaje que indica que la morada tiene que estar en vació para que el poder se instale. La morada somos nosotros, y debe estar libre de rencor, coraje, tristeza etc., toda la no-virtud para que el poder que es la esencia misma se realice por nuestro conducto, y el vacío es el Silencio mental y emocional para producir Sabiduría.
¿Es lo mismo el Silencio y el mantenerse callado?

    El mantenerse callado un sin numero de veces es por la inseguridad de expresión, por el sentimiento originado por nuestra experiencia de vida y no siempre el callar es lo adecuado.
   El Silencio busca expresión después de su sentir, pues como generador de vida, vida quiere dar y esta será bajo aplomo y autodominio, libre de la inseguridad y del miedo.
   El Silencio corrobora la existencia y para poder comprenderla solo hay que callar a conciencia los ruidos que desvían la atención del encuentro. El Silencio es la base para transformar aquello que se debe transformar dando siempre la sincronía con el entorno.

Tener vida nos da derecho al Silencio, pues antes de la vida misma hemos vivido en Silencio
  
 El mundo inspira Silencio y no hemos sabido dárselo, callemos para poder sentir lo que el mundo esta inspirado a recibir y entregárselo a tiempo. Dejemos a un lado la algarabía pues con ella se retarda el crecimiento y vivamos en sincronía para poder vivir el momento.

Diego Samano Charles
Unidad Universal